Falla BlueKeep que afecta computadoras Windows

Nova Web junio 6, 2019 0 Comments

Al menos cerca de un millón de computadoras Windows están en peligro de sufrir un ataque cibernético de las magnitudes del poderoso WannaCry, que en 2017 afectó a más de 200.000 equipos de 150 países.

La amenaza es tal que incluso la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA por sus siglas en inglés) emitió una alerta pidiendo tanto a los administradores como a los usuarios de Microsoft que hagan lo posible para solucionar esta vulnerabilidad conocida como Bluekeep.

Por qué es peligroso

De acuerdo con la NSA, este tipo de fallas son las que usan los hackers para lograr tener acceso a los equipos vulnerables y hacerse con el control de la máquina.

“Es probable que solo sea una cuestión de tiempo antes de que el código de explotación remota esté amplia mente disponible”, advierte el comunicado.

“Nuestro consejo sigue siendo el mismo. Recomendamos encarecidamente que se actualicen todos los sistemas afectados lo antes posible”, dijo Microsoft.

La compañía avisó de que la falla puede propagarse fácilmente sin necesidad de que el usuario se conecte a internet y que intentó ponerle remedio el pasado mes de mayo con dos parches.

Sin embargo, un investigador de seguridad externo contratado por la compañía de Bill Gates descubrió que, pese a ello, casi un millón de computadoras con Windows seguían teniendo la vulnerabilidad BlueKeep. Y eso sin contar todas las que no pudieron ser analizadas porque estaban dentro de redes cerradas.

Fallas de este mismo tipo, ubicadas en el RDP, fueron las que en 2017 permitieron la entrada del devastador virus WannaCry, que logró bloquear el acceso a los sistemas informáticos de instituciones estatales y empresas de hasta 150 países.

Cómo reducir el riesgo de ataques

Hasta que Microsoft consiga crear un parche que elimine la vulnerabilidad al 100%, la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense recomienda llevar a cabo las siguientes acciones para reducir la exposición de tu computadora:

  • Bloquear el puerto TCP 3389 en tu cortafuegos, especialmente los perimetrales expuestos a internet. Este puerto se usa en el protocolo RDP y bloqueará los intentos de establecer una conexión.
  • Habilitar la autentificación de nivel de red. Esto mejora de seguridad, ya que requiere que los atacantes tengan credenciales válidas para realizar la autentificación de código remoto.
  • Deshabilitar los servicios de escritorio remoto si no los necesitas. Esto ayuda a reducir la exposición a las vulnerabilidades de seguridad en general y es una buena práctica incluso sin la amenaza de BlueKeep.
AboutNova Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *